Informe de Alejandro Murat, maquillaje a la realidad

Opinión de: Eduardo Barrio (16/noviembre/2017)

El día de ayer 15 de noviembre el gobernador Alejandro Murat entregó su primer informe de gobierno ante la cámara de diputados para luego dirigirse al Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca donde estuvo rodeado de su primer círculo más cercanos e invitados nacionales.

Rodeado de policías y grupos de choque identificados con el Sindicato Libertad, tal como el primer día de su gobierno, un año después los actos oficiales siguen siendo motivo de movilización social, ayer se movilizó la Sección XXII del SNTE-CNTE y el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la UABJO.

“Se han sentado las bases del desarrollo y la inclusión social” dice en su discurso el gobernador priísta, pero las comunidades, municipios, organizaciones sociales y civiles han salido a la calle constantemente ante la falta de atención a las demandas populares. No hubo día -salvo vacaciones- que no se viera algún tipo de manifestación. Y en las últimas fechas hasta los damnificados de los sismos del 7 y 19 de septiembre también se vieron en la penosa necesidad de manifestarse ante el engaño gubernamental.

Los bonos a favor por cambio de gobierno fueron gastados en escasos 2 meses ante la inoperancia política de su primer Secretario General de Gobierno Alejandro Avilés, aunque con Hector Anuar Mafud las cosas no han ido viento en popa ya que constantemente ha sido denunciado por no cumplir los acuerdos que pacta en las mesas de trabajo. Y es que desde el inicio de este gobierno se observó claramente que lo que les interesaba era la lucha por el relevo electoral 2018, por eso tanto golpeteo interno.

En materia económica el cachorro Murat vocifera a los cuatro vientos que se logró un presupuesto histórico para Oaxaca para el 2018 que será de 101 mil millones 910 mil pesos, lo que en su informe no se dice es que existe un subejercicio de 6 mil 800 millones de pesos mismos que fueron denunciados por Juan Mendoza Reyes Coordinador parlamentario del PAN en octubre pasado.

En materia de justicia el informe que se presenta habla de diversos reos indígenas liberados y el avance en materia técnica de la justicia penal, también es un hecho de que fueron liberados algunos presos políticos de San Agustín Loxicha que había sido una demanda histórica del movimiento social. Pero no se dice nada de Gabino Cue y Ulises Ruiz Ortiz saqueadores y represores del pueblo de Oaxaca se omite sus nombres, se habla de crisis económica y desfalco a las arcas estatales, pero jamás se dice que en las administraciones de sus antecesores fue donde más se endeudó a Oaxaca y se desapareció el dinero.

Sobre seguridad social, la violencia ha rebasado a las fuerzas de Estado, por momentos pareciera que existe un acuerdo con los delincuentes y narcotraficantes para que circulen libres por Oaxaca. El Istmo y el Papaloapan este año se convirtieron en escenario de las disputas entre narcotraficantes más sanguinarias que se habían visto en los últimos años en nuestro estado, pero en el informe no se dice de qué manera se va a revertir esta situación.

Dos cosas resaltan este primer año de mandato: 1.- La utilización de las organizaciones priistas como la CTM y el Sindicato Libertad como grupos de choque ante las manifestaciones sociales, y 2.- Al parecer hay acuerdos cerrados entre la cúpula magisterial y el gobernador, mismos que le permitieron realizar sus eventos sin ninguna dificultad al grado que el Sindicato Libertad golpeó y dispersó la concentración que tenía previsto el magisterio en torno al Centro de Convenciones, y la cúpula magisterial quedó callada.

Lo más lamentable de toda esta situación es que la publicidad oficial dista mucho de lo que en realidad pasa en Oaxaca, un año después pareciera que el cachorro Murat sigue en campaña. En pocas palabras.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *