Freddy Gil: El porro que se quiere reelegir

Freddy Gil Pineda Gopar es nuevamente el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la Presidencia de San Pedro Mixtepec, municipio ubicado en la región costa del estado. Busca nuevamente una reelección, algo que ya consiguió en el municipio de Santos Reyes Nopala, donde después de ser presidente en el periodo 2005-2007, buscó y obtuvo la reelección para el periodo 2011-2013, pues fue precisamente en Nopala donde empezó amasar su fortuna y poder político.

Freddy Gil se jacta de ser un buen gestor y de tener experiencia, sin embargo, sus gestiones están marcadas por el compadrazgo y opaca transparencia. Además, como diputado local en la LXII Legislatura se caracterizó por su actitud violenta, puesto que realizó agresiones a diputados y secretarios de gobierno del estado.

Reelección en Nopala, hasta en los tribunales

El municipio de Santos Reyes Nopala solía elegir a sus autoridades mediante una asamblea comunitaria, pero tanto en el año 2004, 2007 y 2010 las asambleas terminaron en conflictos y la elección tuvo que ser resuelta por los tribunales. A pesar de las protestas y manifestaciones, Freddy Gil consiguió ser reconocido por el tribunal para ejercer la presidencia en los trienios de 2005-2007 y 2011-2013, aunque este último no lo concluyó, puesto que dejó la presidencia para buscar la diputación local.

La Unidad Deportiva que nunca llegó

En ese último trienio se le asignó al municipio de Nopala una partida presupuestal por el concepto de “Ampliaciones para la infraestructura deportiva municipal”, así consta en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del año 2012. El monto asignado fue de $2,100,000 pesos, sin embargo, la aplicación de dicho recurso no fue comprobado ante la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) e impide actualmente demandar más recursos ante la dependencia.

Freddy Gil tergiversó la información respecto a dicho recurso, le informó al pueblo que se construiría la primera parte de una Unidad Deportiva, pero el recurso etiquetado tenía como objetivo llevar acabo ampliaciones o mejoras en las instalaciones deportivas ya existentes. El recurso no sólo fue desviado de su objeto de gasto, sino que también la “la primera parte” de la prometida Unidad Deportiva sólo se redujo al rastreo de un terreno y la raquítica construcción de una cancha de fútbol, que hoy sirve como helipuerto para cuando el gobernador Alejandro Murat visita el municipio.

Queda claro que lo de “buen gestor”, que pregona Freddy Gil, no es del todo cierto.

Freddy Gil tergiversó la información respecto a dicho recurso, le informó al pueblo que se construiría la primera parte de una Unidad Deportiva, pero el recurso etiquetado tenía como objetivo llevar acabo ampliaciones o mejoras en las instalaciones deportivas ya existentes. El recurso no sólo fue desviado de su objeto de gasto, sino que también la “la primera parte” de la prometida Unidad Deportiva sólo se redujo al rastreo de un terreno y la raquítica construcción de una cancha de fútbol, que hoy sirve como helipuerto para cuando el gobernador Alejandro Murat visita el municipio.

Queda claro que lo de “buen gestor”, que pregona Freddy Gil, no es del todo cierto.

Busca más datos aquí

Freddy Gil, otra vez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *