10 cosas que nos perderíamos si Oaxaca no fuera parte de México

Por Eduardo Barrios

Con las declaraciones del ex candidato presidencial Gabriel Quadri ningún oaxaqueño está conforme, hasta los políticos oaxaqueños que ganan lana ¡ejem! quise decir que trabajan  en la cámara de diputados ya declararon a Quadri Persona Non Grata en Oaxaca.

Gabriel Quadri subió a su cuenta de twitter la siguiente declaración Si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente… es decir que para el político Oaxaca es una carga para México, sin decir de más este personaje ha sacado su lado malinchista, regionalista y egocentrista.

Por ello a continuación presentamos las 10 cosas que los mexicanos nos perderíamos si Oaxaca no formara parte de México:

1.- El mezcal, por muchos es sabido que en Oaxaca existe el mejor mezcal del país con sus multiples variedades. Ya saben, ¡Para todo mal mezcal, y para todo bien también!

2.- El quesillo, algunos estados han tratado de replicar el sabor y textura pero no lo han logrado, esta delicia se disfruta sola o acompañada, las cosas por su nombre ¡sí! Quesillo no “queso Oaxaca” como algunos le dicen.

3.- Los 7 moles. Oaxaca tiene una variedad de moles que hacen de sus cocinas una explosión de sabores, contamos en la lista el mole verde, coloradito, amarillito, mole negro, el chichilo, el manchamanteles, mole rojo. ¡Para chuparse los dedos!

4.- Las tlayudas preparadas. Esas tortillas grandotas duras, que cuando les echas aciento, frijol, lechuga picada, quesillo, un pedazo de tasajo, las pones a tostar y cuando te la sirven te pierdes en sus sabores únicos e inigualables, en toda la ciudad puedes encontrar puestos donde con todo gusto te atienden.

5.- La guelaguetza. La máxima fiesta de los oaxaqueños celebrada en julio, empieza por el tradicional Convite que invita a la fiesta, le sigue la Calenda que anuncia oficialmente la fiesta y se realiza un recorrido por las principales calles de la ciudad de Oaxaca, para finalizar con la Guelaguetza, la convivencia de las regiones del estado donde se puede apreciar parte de la cultura y tradiciones. Hay dos opciones, la comercial organizada por las empresas y el gobierno del estado y la Guelaguetza Magisterial y Popular, esta es organizada por los profesores de la Sección 22 del SNTE-CNTE y que creen todo es totalmente gratis.

6.- Las paradisiacas playas. Podemos recomendarles Puerto Escondido, Mazunte, Ventanilla, las Bahías de Huatulco, Zipolite y muchas otras más que no necesitan presentación.

7.- Los hongos de Huautla de Jiménez y San José del Pacífico. Los viajes espirituales son acompañados por curanderos que saben guiar a los que deseen reencontrarse consigo mismo, busquen la paz o simplemente quieran sentir la experiencia.

8.- La virgen de Juquila y la Soledad. Muchos católicos año con año realizan peregrinaciones para visitar, pedir favores a las virgencitas milagrosas o bien ir a refrendar algo. Por miles los vemos en las carreteras, caminando, en camiones en bicicletas.

9.- Las aportaciones históricas. Personajes como Benito Juárez, Porfirio Díaz, los hermanos Flores Magón, Rufino Tamayo, y actualmente; el mejor Trombonista del mundo: Faustino Díaz, rimer lugar en Taekwondo en la Olimpiada Nacional a manos del tuxtepecano Willian Arroyo, Primer lugar en triatlón juvenil en Australia: Cecilia Ramírez, por mencionar algunos. Individual o colectivamente los oaxaqueños somos parte tangible del país.

10.- La gente. De buen carácter, servicial con sus invitados, muy fiestera, sensible y con alma libre. Disfruta de todo, cuando hay que trabajar lo hace, cuando hay fiesta lo disfruta, hasta para reclamar se organizan.

Nos han faltado tantas cosas, los chapulines, el pulque, la barbacoa, las zonas arqueológicas, etc. Pero solo hemos querido dar una muestra de lo que los mexicanos perderían si Oaxaca dejara de ser “una carga” como lo supone Quadri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *