La designación de candidato en Oaxaca causa acusaciones entre diputados del PRD

  • Mediante el chat se reprochan actos de corrupción y de aliarse con el gobierno.
  • Participan los legisladores Guadalupe Acosta, Omar Ortega, Jesús Valencia y Francisco Martínez.

0734_jose-antonio-estefan-garfias_620x350

La controvertida elección interna de José Antonio Estefan Garfias como candidato del PRD al gobierno de Oaxaca, derivó en acusaciones entre diputados de ese partido, por medio de su chat institucional se reprocharon actos de corrupción, aliarse con el gobierno y hasta hicieron retos personales.

El chat, del que se tiene copia, es reflejo de la descomposición que el perredismo vive desde años atrás y ahora se manifiesta en la defensa de intereses personales y de grupo.

Después de que los diputados Alejandro Ojeda y María Luisa Beltrán festejaron el cuestionado triunfo de Estefan Garfias, Guadalupe Acosta reprochó por medio del WhatsApp: No sean irresponsables camaradas; estamos llevando el partido a la debacle. Y los tribunales van a resolver.

–Ja-ja-ja (replicó Omar Ortega).

–Borracho, Omar, borracho y vulgar –reviró Acosta Naranjo.

–Te mando un fuerte abrazo, Naranjo –escribió Omar Ortega.

–Yo también Omar, pero ya no toleraré ninguna chingadera más tuya. Y si quieren, expúlsennos.

Acosta, quien es reconocido por negociar en la oscuridad con el gobierno y quien intenta colocar a Daniel Ordoñez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, en el listado de 14 diputados federales a la Constituyente de la Ciudad de México, señaló: Creo que ya no hay mucho qué hacer en un partido donde se pone a quien está en 10 encuestas abajo dos a uno (en referencia a José Antonio Estefan Garfias).

Jesús Valencia, ex delegado de Iztapalapa, sugirió que el chat en cuestión se diera de baja, por el nivel que manifestaban quienes participan de él.

Entonces Guadalupe Acosta continuó con su amenaza: Creo que nos vamos del partido. Sigan pensando en tener una negociación presupuestal (con la Secretaría de Hacienda) donde se roben el dinero, las candidaturas, todo. Lleven el partido a la debacle. No se sumen al asalto contra Fidel Calderón en su pleito por la lana. Tiene Omar Ortega 10 veces más presupuesto que todos. Quisieron robarse el dinero que tocaba al grupo y advirtieron que Videgaray me vetó en la negociación. Ustedes sacaron 3 mil millones de pesos más que aún no informan al grupo. No les he peleado nada, ni dinero, ni cargo ni protagonismo.

La réplica de Jesús Valencia contra Acosta Naranjo endureció el intercambio: Amigo, nos dices que te vas ahora cuando tú aplaudiste cuando se iban otros acusándote a ti de entregarte a los brazos del gobierno. Decías: que bueno que se van, y te sumaste sin decoro al linchamiento.

Para entonces ingresó en el chat el coordinador de la fracción parlamentaria Francisco Martínez Neri y, solícito, sugirió: Serenidad compañeros, este espacio debe privilegiar la comunicación institucional no dirimir conflictos políticos de otra naturaleza.

Con ironía, Acosta recriminó a Martínez Neri: coordinador, pon a Omar de una vez de vicecoordinador o a Valencia. Nosotros resolveremos nuestra posición en unos días y te juro que no es chantaje, creo que no me conocen aún.

También en medio del encono el cuestionado dirigente de la corriente de los galileos, Acosta retó a Valencia: Cuándo quieres discutir tu posición y la mía en público, te animas o eres un cobarde, me pones una chinga en los medios, habrá prensa y ponemos en la balanza tu trayectoria, tus ideas y las mías ¿va?.

Jesús Valencia reculó: Así no, amigo, te mando un abrazo.

–Ves, no te animas –reclamó Acosta.

También el vocero de los perredistas en San Lázaro, Francisco Xavier Nava, entró al lodazal: Es muy triste ver que un partido que se dice democrático actúe haciendo lo que siempre criticó de otros. Decepciona. Lo lamento, pero así es.

Al final, Acosta Naranjo se despidió: Gracias por todo amigos, un abrazo, y como marca el teléfono celular, abandonó el chat.

Con informacion de: http://www.jornada.unam.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *