Consulta sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto | En pocas palabras

Opinión de: Eduardo Barrios

26 de octubre de 2018

“La consulta carece como tal de un valor legal y constitucional” así lo refirió el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación José Ramón Cossio y “se utiliza para legitimar las decisiones que le corresponden a López Obrador” expresó en el noticiero de Carmen Aristegui por la mañana de este 26 de octubre.

La consulta ha permitido poner en jaque al grupo Atlacomulco quienes son los enemigos jurados de Alfonso Romo y AMLO; pues el equipo del presidente Peña Nieto son los principales beneficiarios del nuevo aeropuerto y los negocios a la redonda, la consulta la utilizan como amague para poder negociar en mejores condiciones un pedazo del pastel.

Incluso una de las voces que insistían en mantener la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco era el Secretario de la Defensa Nacional el general Cienfuegos quien afirmo que no era viable el desarrollo aeroportuario en la base aérea militar de Santa Lucía; Cienfuegos ahora se mantiene de bajo perfil después del anuncio de López Obrador de no ratificarlo como Secretario de Defensa y en su lugar poner al General de División Luis Crescencio Sandoval quien es de la total confianza de AMLO.

Carlos Slim ante medios de comunicación -quien será de los grandes perdedores si se cancela el aeropuerto en Texcoco- afirmó que “donde sea que se haga el nuevo aeropuerto es la iniciativa privada quien debe construirlo” y con ello seguir haciendo negocio, esa es la posición de la burguesía, no les importa la consulta, el lago ni mucho menos el pueblo, lo único que importa es seguir incrementando sus ganancias.

Los operadores del PRI, PAN y PRD quienes también tienen intereses en el nuevo aeropuerto desde antes de la consulta se han dedicado a denostarla, incluso pretendiendo poner en evidencia el método de la consulta algunos personajes votaron varias veces, el efecto fue adverso porque en redes sociales los evidenciaron de mañosos y fraudulentos como el caso de Christian Alejandro Muñoz Robles, coordinador de asesores del senador priista de Aguascalientes, Miguel Romo Medina.

Sin duda hay que ir a votar contra el nuevo aeropuerto por las implicaciones hacia los pueblos de Texcoco, es más ni consulta debía de haber, desde el primer momento se debió haber cancelado por sus implicaciones a la naturaleza y la magnitud del ecocidio.

Una primera reflexión debe ser que si en realidad se va a transitar a un periodo democrático las consultas tienen que tener un marco jurídico responsable y vinculatorio; y lo principal es que se deben someter a consulta varios temas tales como: la viabilidad del nuevo TLC, el tren Maya, las Zonas Económicas Especiales, el pago de la deuda externa, la entrada de las mineras, el perdón a los delincuentes y narcotraficantes, la nacionalización del petróleo, el incremento al salario mínimo, de lo contrario solo estaremos ante una simulación de consulta por sobre lo que el equipo de AMLO ya ha tomado una decisión.

El 1 de julio el pueblo ya votó y lo hizo en contra de los planes y proyectos de Peña Nieto, y el nuevo aeropuerto es eso, nos preguntamos por qué se consulta algo que el pueblo ya repudió en las elecciones. En pocas palabras

Recordatorio: Hoy se cumple un mes mas de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, los tenemos en la memoria, no olvidamos y los seguimos buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *