El Estado mexicano se transforma | En pocas palabras…

010trsladan_maestrfos_chiapas_nota

Por: Eduardo Barrios (18/04/2016)

Si no estamos prevenidos ante lo que se dice en los medios de comunicación corremos el riesgo de repetir sin sentido el discurso reproducido con alguna razón cualquiera.

Hace unos meses comentamos sobre Goebbels y la propaganda de guerra, uno de los principios de la propaganda de guerra habla acerca de desprestigiar al enemigo y sembrar terror en sus filas.

El Estado mexicano, es evidente a quiénes le ha declarado la guerra, quiénes han sido motejados de ladrones, de delincuentes, de violar las leyes, sí, a los maestros organizados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Al viejo estilo hollywoodense, tenemos un enemigo y un héroe, en propaganda y ante los ojos de las masas el héroe es Enrique Peña Nieto por cinchar a los profesores y hacerlos respetar la ley, los enemigos son esos profesores que siguen insistiendo en la movilización, que causan destrozos, que tienen presencia en 28 estados pero ya se les está acabando la convocatoria.

Si la CNTE o cualquiera que pretenda derrocar al Estado burgués o hacerse respetar por él piensa que el camino está hecho de embates sencillos, se equivoca, el enemigo no tiene contemplaciones cuando ve en peligro sus intereses, aún más si gobierna.

A los gobernantes les fue más sencillo hacer tratos con los carteles del narcotráfico que con las organizaciones movilizadas, en Puebla, Moreno Valle prefirió pactar con las mafias antes que hacer una tregua con la Unión Popular de Vendedores y Ambulantes, en Veracruz Javier Duarte mantiene los designios de una cúpula que se ha gastado el dinero del erario público dejando en la miseria a la Universidad Veracruzana y todavía la confronta.

La pregunta expresa es, ¿Cómo es que se han echado al bolsillo al pueblo de México los gobernantes? No es una respuesta sencilla.

Primero crearon a un enemigo ficticio, lanzaron una campaña feroz contra el narcotráfico, pero debajo negociaban las regiones y sectores en el que iba a participar cada grupo en el poder, incluidos los cárteles, sembraron terror para evitar la organización natural, los pocos lugares donde hubo respuesta fueron usados como escarmiento: Michoacán con sus autodefensas y Guerrero con sus policías comunitarias, los principales dirigentes siguen presos.

Cuando la mentira fue insostenible, se prepararon e hicieron leyes que les dieran mayor capacidad de reacción, de las 14 reformas estructurales: la hacendaria, la judicial, la energética, la laboral y educativa fueron las fundamentales. Fue así que formaron la gendarmería con mayores recursos, aumentaron los impuestos para sostener a su recién creado nuevo grupo de golpeadores, legitimaron la persecución política, abrieron las puertas a la explotación de nuestros recursos naturales a los extranjeros y eliminaron de tajo los derechos de los trabajadores en minutos de sesiones congresistas.

Y de manera natural cuando la ley se hace injusta miles van a la calle, despedidos ó indignados. Han sido más los despedidos.

Cual si fuera poco, se anuncian cientos de desapariciones en distintos estados del país, Estado de México, Guerrero, Sinaloa, Coahuila, Baja California, Chiapas, Veracruz, Puebla, Oaxaca. Se ha formado una brigada que está buscando a los desaparecidos, la mayoría de los desaparecidos son jóvenes.

Hace poco apareció en redes sociales un video en el cual se observa a una militar y una policía federal torturar a una joven, independiente de cuál haya sido el delito cometido, el mensaje es directo, la capacidad de las fuerzas federales ante cualquier situación. No fue una filtración es claro el mensaje, buscan sembrar terror a todo aquel que se les oponga.

Si el enemigo actual para el Estado mexicano es la CNTE, porqué sembrar terror. Es sencillo, los aliados naturales del magisterio son con los que conviven diario, los padres de familia, a las escuelas públicas no van los hijos de los empresarios, cuando por las mañanas los profesores de la CNTE realizan su trabajo, tratan con obreras, campesinos, profesionistas, trabajadores al servicio del volante, aquel que se gana la vida diario, tratan con el proletariado, el campesinado y todo el pueblo.

Estos síntomas en el país Jorge Dimitrov, quien fuera secretario general de la Internacional Comunista lo explicaba en uno de sus tan conocidos textos: “El fascismo y la clase obrera”

Dimitrov decía “Intentan adelantarse al crecimiento de las fuerzas de la revolución mediante el aplastamiento del movimiento revolucionario”

Afirmaba de igual forma “La subida del fascismo al poder no es un simple cambio de un gobierno burgués por otro, sino la sustitución de una forma estatal de la dominación de clase de la burguesía -la democracia burguesa- por otra, por la dictadura terrorista abierta.”

El estado protege sus intereses ante la grave situación que vive el país, no lo sé de cierto, pero tal pareciera que estamos en la apertura de un Estado fascista, nos lo dicen los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos y nos los recuerdan los 22 profesores chiapanecos detenidos hace unos días.

Pero Dimitrov dibuja una fórmula sencilla, es necesaria la unidad dice, y sea quien pueda enfrentar al Estado y poner digna resistencia le plantea: “no poner para la unidad de acción ninguna clase de condiciones, con excepción de una elemental, aceptable para todos los obreros, a saber: que la unidad de acción vaya encaminada contra el fascismo, contra la ofensiva del capital, contra la amenaza de guerra, contra el enemigo de clase.”

 He aquí, mi perspectiva de la nueva situación, el Estado se ha transformado y los que piensen luchar contra el Estado también deben cambiar para cualquier caso. En pocas palabras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *