Los jóvenes valientes | En pocas palabras

El historiador Pedro Salmerón ex titular del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) desató en días pasados polémica al describir como “jóvenes valientes” al comando de La liga Comunista 23 de septiembre que intentó secuestrar al empresario Eugenio Garza el 17 de septiembre de 1973 hecho que derivó en su muerte.

El priista Luis Echeverría Álvarez presidente de México en los años 70´s fue un demagogo por excelencia reivindicando las demandas populares al por mayor, pero en ese mismo contexto haciendo memoria histórica habría que recordar que Echeverría Álvarez fue uno de los orquestadores de la masacre del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, el Halconazo en 1971 y en general las operaciones policíacas militares contra grupos disidentes en lo que hoy es conoci

do como la guerra sucia en México, hecho que dejó cientos de jóvenes asesinados y/o desaparecidos incluidos a los de la liga.

La guerrilla en el país como lo explica Antonio Orozco Michel ex militante de la Liga, surgió como una manifestación violenta en respuesta a la violencia que el Estado creó.
Los ex militantes de la Liga en una declaración actual narran que “el Grupo Monterrey, fundado por Eugenio Garza Sada, el mismo que apoyaba al nazismo en los años 40, el mismo que reprimió huelgas en Monterrey por afectar a sus intereses, el mismo que despidió cientos de trabajadores que se le enfrentaron legalmente en huelgas; el mismo que creó sindicatos blancos, patronales para controlar a los trabajadores. Eugenio Garza Sada en el intento de secuestro cayó abatido por uno de sus escoltas pues así había recibido instrucciones; la Liga Comunista 23 de Septiembre no estaba interesada en su muerte. Salvador Corral García e Ignacio Olivares Torres dirigentes de la Liga fueron detenidos meses después y torturados lacerando sus cuerpos con clavos, descuartizados para ser lanzados cerca de las residencias de Garza Sada y de Aranguren, otro burgués, en forma de homenaje y tributo; casi una decena de compañeros fueron detenidos, torturados y obligados a confesarse como autores permaneciendo años en prisión. Ahora los beneficiarios de la represión gubernamental nos hablan de moral.”
El aparato de Estado como administrador de los intereses de los más acaudalados en el país permanentemente llama de manera abstracta a la paz  con el objetivo de no sufrir erupciones de inconformidad social debido a la explotación o por las pésimas políticas gubernamentales. Y en esa misma línea criminaliza las expresiones de inconformidad.

Los actuales ricos en el país quieren borrar de la memoria popular el hecho de que sus antepasados utilizaron la misma violencia que hoy reniegan para hacerse de sus posesiones actuales; la independencia de México violentó a los gachupines peninsulares, la revolución mexicana violentó al clero, terratenientes e industriales extranjeros para abrirse paso.

En la historia habría que reconocer el papel de la juventud poniéndose al frente de esas grandes gestas que dieron origen al México de hoy, así también las variadas formas de lucha que se han utilizado para librar las batallas: el movimiento #YoSoy132, los normalistas de Ayotzinapa, la generación de 1968, los jóvenes o

breros de Cananea y Río Blanco, los jóvenes maestros de la CNTE, los de la huelga en la UNAM y una lista interminable.

La burguesía y la derecha en el país han aprovechado los dichos de Pedro Salmerón para acusar al gobierno federal de hacer apología a la violencia y la lucha armada; una campaña más para tratar de descarrillar los niveles de aceptación del gobierno de AMLO, todo ello con claros tintes electorales tras sus fracasos actuales.
Recordar que la llegada de la 4t al gobierno no significa la culminación de las luchas en el país sino una etapa más que no solo los jóvenes valientes, todos los trabajadores del país deberán afrontar, contrastar y valorar para conseguir el anhelo de una vida mejor.
Lo que hoy se puede valorar es la velocidad con que se transmite la información, que permite no solo quedarnos con las versiones oficiales y de los que tienen acceso a los medios masivos de comunicación para hacerse escuchar. Los jóvenes valientes en todos los periodos históricos de México siempre han existido que hoy quieran abrir un debate ideológico sobre como concebimos la historia nos remite a pensar quiénes nos la han contado.   | En pocas palabras

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *