“Mi padre no cogobernará en Oaxaca”, promete Alejandro Murat

281249-24d18a41fcabe53a9_pf-1146ogp131202-infonavit3-d

OAXACA, Oax.- El CEN del PRI oficializó la designación de Alejandro Murat Hinojosa como precandidato único al gobierno de la entidad, quien poco después sostuvo que, de llegar a la gubernatura, será él quien gobierne y no su papá, el exmandatario José Nelson Murat Casab.

“El que ya bailó, que se siente”, hizo saber el exdirector del Infonavit a su padre Murat Casab, al que dijo querer y respetar pero que no lo dejará “cogobernar” en caso de ganar la elección del próximo 5 de junio.

A través de un comunicado, la directiva nacional del PRI que encabeza el sonorense Manlio Beltrones dio a conocer su decisión y adelantó que Murat Hinojosa será registrado el próximo martes como aspirante a la gubernatura de Oaxaca.

De esta forma, el hijo de Murat Casab se impuso al senador Eviel Pérez Magaña, quien era apoyado por el otro exmandatario Ulises Ruiz Ortiz, lo que hace suponer una división interna en el PRI local.

En una entrevista con Apro, el exdirector del Infonavit habló de su amistad con el presidente Enrique Peña Nieto, de su padre José Murat y sobre si cumple con los requisitos para ser registrado como candidato.

–Si llega Alejandro Murat a la gubernatura, ¿quién va gobernar, usted o su papá?

–Alejandro Murat ha demostrado en los hechos, siendo director del Infonavit, que en la parte pública el exgobernador fue irrelevante y en la parte personal es mi padre, y lo quiero y lo admiro, pero en la parte pública, que quede claro, el que asumirá los aciertos y los fracasos seré yo, estoy claro de que a Oaxaca lo vamos a convertir en un acierto.

–¿José Murat ya probó el poder y le gustó?

–No. Te lo diré de manera contundente, el que asumirá los aciertos y los desaciertos de la historia es Alejandro Murat, y a Oaxaca lo vamos a convertir en un acierto. Entonces, el que ya bailó que se siente.

Respecto de su amistad con el presidente Enrique Peña Nieto, dijo que “los hombres no se inventan todos los días. He dado resultados cuando fui diputado, director del Registro Público, del Sistema de Radio Mexiquense y director del Infonavit.

“La confianza que me ha dado el presidente en estos nueve años nadie le regala nada a nadie, uno acredita con resultados su trabajo y su empleo.

“No niego que somos amigos, pero lo que me ha permitido estar cerca de él no es la amistad, esto del servicio público no es un tema de cariños, es un tema de resultados, nadie quiere en su equipo gente que le cree problemas. Por supuesto le informé y me deseó suerte”.

En cuanto a que si es inelegible o no, el virtual candidato dijo tener la certeza absoluta que cumple con los requisitos y “no porque lo digo yo, sino porque lo dice la Constitución de Oaxaca, soy oaxaqueño y estoy claro que vamos a cambiar a Oaxaca”.

Insistió en que “en la parte legal estoy claro que cumplimos los requisitos porque la ley está de nuestro lado y es ahí en donde vamos a ganar, en las urnas, no en la mesa, la contienda electoral”, puntualizó.

En cuanto a la confrontación entre los exgobernadores Ulises Ruiz y José Murat, lo resumió en que son mitos y leyendas políticas.

También considera que “es una falta de respeto a la militancia pensar que dos hombres pueden concentrar esa definición de poder. Las elecciones anteriores son el claro ejemplo de que quienes mandan es la gente, y en mi partido manda la militancia, y es ahí donde Alejandro Murat tendrá que acreditar que tiene la capacidad para convertir a Oaxaca en un gran acierto”.

En cuanto a las coaliciones, opinó que “las alianzas han caído en la falacia electoral, pues no es suficiente ganar elecciones para cambiar el gobierno y la calidad de vida en Oaxaca, y eso sucedió en Oaxaca y otros estados, se cayó en una falacia electoral, pero eso no se ha traducido en mejores condiciones de vida para los oaxaqueños”.

Las verdaderas alianzas, aclara, “se dan con la gente, y los verdaderos independientes son los que piensan diferente, por eso la alternativa que presentará Alejandro Murat será ganadora”.

Cabe recordar que la exdiputada Margarita García García denunció que en junio pasado el Congreso local aprobó una ley “a modo” para que el exgobernador José Murat impusiera a su hijo, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, como virtual aspirante al poder en la entidad.

Por cierto, la reforma a la fracción primera del artículo 68 se contrapone claramente a lo dispuesto en el 116 de la Constitución federal, que establece que para ser gobernador es necesario ser nativo de la entidad o contar con residencia efectiva no menor de cinco años inmediatamente anteriores al día de la elección.

“A pesar de ello, miembros de la legislatura local de diversos partidos políticos, después de reunirse con el exgobernador y represor José Murat Casab, se sometieron a sus indicaciones de confeccionar un traje a la medida para su hijo, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, a quien ajustaron a tres años la residencia para ser gobernador, creando una clara contradicción frente a nuestra suprema Carta Magna”, afirmó García.

Y es que el hijo del exgobernador priista no nació en Oaxaca, sino en el Estado de México, y nunca antes mostró interés por conocer el estado que gobernó su padre, “prueba de ello son los constantes errores en equivocar los nombres de nuestros pueblos en las constantes visitas que hoy realiza por órdenes de su padre, en su capricho por imponerlo como gobernador del estado”, acusó la también exregidora de Oaxaca de Juárez.

Y fue en octubre pasado cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó la reforma electoral avalada por el Congreso de Oaxaca, que reducía de 5 a 3 años la residencia en el estado para los aspirantes a la gubernatura, candado que frenaba las aspiraciones de Murat.

Sin embargo, los defensores de Murat alegan a su favor que el artículo 23 de la Constitución local otorga la calidad de ciudadano a los hijos de padres oaxaqueños, el conocido “derecho de sangre”.

La redacción original del artículo 116 de la Carta Magna acota:

“Los estados pueden arreglar entre sí, por convenios amistosos, sus respectivos límites, pero no se llevarán a efecto esos arreglos sin la aprobación del Congreso de la Unión.”

Con información de: http://www.proceso.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *