ONG en Coahuila reporta el caso de un supuesto campo de exterminio; gobierno niega esa versión

Las autoridades estatales dicen que han sido ubicados 3,488 fragmentos óseos en el ejido Patrocinio, y que la quema de los cuerpos pudo ser obra de Los Zetas; sin embargo descartaron que haya sido un campo de exterminio.

coahuila-960x500

Familiares de personas desaparecidas han reportado el hallazgo de cientos de fragmentos óseos carbonizados, casquillos de bala y ropa en un ejido llamado Patrocinio, del estado de Coahuila, en el norte de México.

Silvia Ortiz, representante del Grupo Vida, incluso ha señalado que ese sitio -en el municipio de San Pedro- pudo ser un “campo de exterminio”, donde grupos criminales mataron a personas para luego dejar ahí sus restos.

Desde 2015 realizan búsquedas en la zona, con la expectativa de encontrar respuestas sobre qué le pasó a sus parientes, con pruebas de ADN y de otro tipo.

“Es una extensión grande pero fue de exterminio, esa es la palabra por las condiciones de los restos, es lo que nos indica. Le pregunté a los forenses el motivo por el que los restos eran tan pequeños y una de sus hipótesis apunta a que se trata de cuerpos calcinados, que eran partidos en pedazos, como con palas”, ha declarado Ortiz, de acuerdo con un reporte de Milenio, publicado el pasado 6 de octubre.

El gobierno estatal, en un comunicado el pasado sábado nueve de octubre, negó que haya elementos para determinar que Patrocinio haya sido un “campo de exterminio”.

Indicó que desde el año pasado se han realizado al menos seis operativos de búsqueda, con la participación de asociaciones como Grupo Vida, y esas acciones han llevado al hallazgo de 3,488 fragmentos óseos.

“Al hablar de los 3488 fragmentos óseos, a los que varias notas periodísticas pasadas hacen mención, con diverso grado de carbonización y calcinación, encontrados en el ejido Patrocinio, en dos lugares distintos, separados por 20 metros, no se hace referencia a 3488 personas”, apuntó el gobierno estatal en su boletín.

“Pues de hecho, de estos fragmentos se logró determinar que pertenecían a tres personas distintas, gracias a las secuencias anatómicas identificadas por expertos forenses”, agregó.

Los restos encontrados, según autoridades estatales, tenían “un alto grado de carbonización y calcinación”, y según expertos forenses, “tienen varios años de antigüedad”.

La fragmentación, agregaron, “es resultado de una descalcificación en el hueso, originada por la exposición a altas temperaturas inducidas por el uso de hidrocarburos, así como a factores ambientales”.

En otro punto de su comunicado el gobierno estatal señaló que la quema de cuerpos con combustible es una “práctica ampliamente utilizada por el grupo delictivo denominado como los Zetas”, para hacer más complicado el proceso de identificación de víctimas.

También rechazó el gobierno local que se trate de un caso de una fosa clandestina, ya que los restos fueron hallados a nivel superficial.

“La investigación de los hallazgos y de los crímenes llevados a cabo en Patrocinio sigue abierta”, indicaron las autoridades locales.

“También se han planificado futuros operativos de búsqueda en el lugar mencionado y en otros cercanos que abarquen mayor terreno”, agregaron.

El procurador de Coahuila, Homero Ramos, fue citado a comparecer por el Congreso estatal, para que informe sobre las indagatorias en torno al ejido Patrocinio, indicó Reforma.

Con información de: http://www.animalpolitico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *