Reforma educativa Amlo-Peñista | En pocas palabras…

En el Foro Político Educativo “La resistencia magisterial ante la política educativa neoliberal” llevado a cabo en la Alameda de León de la ciudad de Oaxaca el viernes 17 de mayo, una maestra tomó el micrófono y sentenció “Con todo lo que han dicho los ponentes, me parece que tenemos que caracterizar a esta reforma educativa como la reforma Amlo-Peñista de la 4ta Transformación”

Lo que la maestra expresó a sus compañeros en aquel foro no es un secreto, el 23 de marzo en conferencia de prensa el grupo parlamentario del PRI en voz de la diputada Cynthia López aseguró que el entonces proyecto de decreto en materia educativa que presentó MORENA contenía el 80% de la reforma impulsada por el ex presidente Enrique Peña Nieto.

Desde abril Luis Hernández Navarro opinaba “Lo que se presenta como la reforma educativa de la 4ta Transformación es esencialmente una continuación de la reforma del Pacto por México, es como si a un automóvil de un modelo viejo le hubieran cambiado la carrocería, las vestiduras las llantas, pero hubieran dejado básicamente el motor y el chasis y lo quieran presentar o vender como un modelo nuevo”

Maestros, intelectuales e investigadores voces críticas de la reforma ya aprobada fueron invitados a los foros educativos organizados por la cámara de diputados, pero la gran decepción fue que ninguna de sus propuestas y observaciones fue tomada en cuenta para incluirse en la reforma educativa Amlo-Peñista.

Algunas de las preocupaciones magisteriales sobre la reforma Amlo-Peñista son: la desaparición de educación especial, la eliminación de los talleres técnicos en el nivel de secundarias, el nuevo INEE continua con las evaluaciones sin construir un instrumento inclusivo ni multiculturalidad, se mantiene el termino excelencia como signo empresarial, los consejos escolares continúan abiertos a la iniciativa privada, la investigación científica y cultural queda en manos de la innovación empresarial, la limitación al derecho de la educación superior por crédito, no hay reconocimiento del proceso formativo de los trabajadores de la educación desde las escuelas normales, la normativa vertical de los planes de estudio de manera constitucional sin contemplar las diversidades culturales, se mantiene el régimen de excepción laboral asumiendo a los trabajadores de la educación con carácter administrativo siendo servidores públicos y no como trabajadores del Estado lo cual limita los derechos laborales. Estas observaciones pueden recapitularse en las participaciones que hicieron la Doctora Teresita Garduño, el doctor Hugo Aboites, el maestro Jaime Luna y el licenciado Julio del equipo jurídico de la Sección XXII del SNTE-CNTE en el foro del 17 de mayo.

La reforma educativa Amlo-Peñista ya fue aprobada por la mayoría de los congresos locales desde el 17 de mayo por lo que inmediatamente procedió a su promulgación, ahora tocan realizarse las leyes secundarias que a decir de los diputados federales debe discutirse antes de agosto.
En la reforma educativa Amlo-Peñista, los partidos políticos, organismos internacionales como la OCDE y los sectores empresariales lograron mantener a flote sus intereses, en este primer round la CNTE ha quedado fuera, los 5 años de imposición educativa que costaron asesinatos, presos políticos persecución, despidos, descuentos salariales, estigmatización social esos 5 años de lucha justa que vieron esperanza en el cambio de gobierno se fueron al caño.

Para este momento, la siguiente batalla está en las leyes secundarias como en septiembre del 2013 –Sin dejar de lado que la abrogación de la reforma educativa es la demanda política central- un largo camino viene, una nueva etapa de lucha se ha inaugurado, en la que debe asirse de información, asambleas, concientización, unidad social pues la reforma educativa Amlo-Peñista no es la única que afecta los intereses de los trabajadores… En pocas palabras.

Por: Eduardo Barrios

22/05/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *