Último informe de gobierno de Peña Nieto | En pocas palabras…

Opinión de: Eduardo Barrios

3 de septiembre de 2018.

Entre lágrimas y risas miles de mexicanos recibieron el último informe del presidente de México Enrique Peña Nieto, en los spots publicitarios se ve la cara del mandatario con satisfacción por su trabajo realizado durante estos 6 años.

Como siempre el efecto mediático en radio, televisión e internet no han surtido efecto en el pueblo mexicano que ha sido lastimado por las políticas gubernamentales en un sexenio plagado de violencia, excesos oficiales, corrupción, asesinatos políticos a defensores y periodistas.

En un país donde la maquinaria del PRI con su política asistencialista ha generado más de 54 millones de pobres de un total de 110 millones de mexicanos, las únicas opciones que se le dieron a la juventud iban desde malbaratar su fuerza de trabajo, entregarse a las filas del ejército-policías o bien a la delincuencia.

Los spots del último informe no cuentan sobre la salida de la cárcel de Elba Esther Gordillo lideresa magisterial charra que lucro y se echó a los bolsillos millones de pesos de cuotas sindicales que consiguió a base de represión y asesinatos de maestros opositores como el caso del inolvidable Misael Núñez Acosta.

No se pueden olvidar los casos de los periodistas que por que se atrevieron a informar a la población sobre temas como el narcotráfico y las corruptelas gubernamentales más de 120 fueron asesinados en el sexenio, retumba en las memorias ¡Que decir la verdad no nos cueste la vida!

En el 2013 la relación del peso sobre el dólar estaba de 1 dólar a 12 pesos, y al finalizar el sexenio el dólar ahora oscila en los 19 pesos, con una moneda devaluada. Igual la gasolina, de 12 pesos subió a 19 pesos aproximadamente. Los que no sabemos de economía medimos las cosas en cuanto costaban antes y cuanto cuestan ahora, si nos rinde el dinero mas o menos que antes.

Las reformas estructurales revirtieron lo que el “Tata Lázaro Cárdenas” había dejado como legado a los mexicanos, el petróleo regreso a manos privadas no conformes con eso se concesionó una tercera parte del país a los canadienses para que pudieran llevarse los minerales preciosos de México y se quitaron a campesinos tierras para instalar corredores eólicos o hacer experimentos de la empresa Monsanto que cultiva a base de transgénicos.

La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa queda como recuerdo imborrable de lo que ha sido una administración que evidenció su colusión con delincuentes desde las policías municipales, el gobierno del estado de Guerrero y el gobierno federal pasando a evidenciar a los partidos electoreros del  PRI, PAN y PRD; en una tragedia que conmovió al mundo y puso a descubierto el grado de putrefacción del Estado mexicano.

Tampoco olvidaremos la chispa de esperanza que los maestros democráticos de la CNTE nos dieron al organizarse contra la reforma educativa, la fuerza con que han resistido los embates del Sargento Nuño y sus policías, nos hacen creer que es posible organizar la fuerza del pueblo para las nuevas batallas que nos esperan.

Los muertos de la reforma educativa ocurridas en 2016 en Nochixtlán tampoco fueron parte del informe de Peña Nieto, al igual que los hechos de Tanhuato, Apatzingán y Tlatlaya donde la fuerza del estado se impuso por encima de la razón y el dialogo.

La violencia, las desapariciones, las masacres y la corrupción que ocultó el Presidente en su sexto informe, las lleva el pueblo mexicano en su memoria, y por mas que traten de ocultarlos ahí están las cifras, los muertos y las victimas del terrorismo de estado.

El sexto informe de gobierno es más de lo mismo, el maquillaje de lo que verdaderamente pasa en nuestro querido México lindo y sufrido. En pocas palabras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *